Arcilla y todo lo que necesitas saber – Mi breve manual

arcilla.jpg

¡Hola chicas!

Nada limpia la piel mejor que la arcilla. Me encanta y mi favorita es la versión de arcilla en polvo de la droguería. La madre naturaleza nos regaló varios tipos de esta sustancia curativa y de cuidado, y cada uno de ellos es responsable de las diferentes necesidades del tipo de piel. Mira qué color de arcilla es el mejor para ti.

¿Qué es arcilla?

La arcilla es un material mineral obtenido del interior de la tierra, libre de contaminación y rico en oligoelementos. Se extrae de un remanso, los depósitos profundos del suelo y la ceniza volcánica fosilizada. En cosmetología, se utiliza para el cuidado de la piel y el cabello, pero también con fines curativos. Las propiedades más populares son la limpieza de la piel, la suavidad, la mejora de la circulación sanguínea y el brillo. ¿Cómo funciona la arcilla? Tiene una carga negativa que atrae la carga positiva en el sebo y las células muertas de la piel. De esta manera la piel se vuelve limpia y suave. ¿Sabías que la arcilla puede usarse también para el cuidado del cabello y del cuero cabelludo? La arcilla limpia perfectamente el cuero cabelludo, mejora la circulación sanguínea, fortalece los folículos y estimula el crecimiento del cabello. Lo que es interesante es que la arcilla ayuda a reducir la celulitis, calienta la piel y contribuye a quemar grasa. Asegura el pH natural de la piel, el organismo se limpia de toxinas y se relaja el músculo.

¿Cómo usar la arcilla correctamente?

Realiza una suave eliminación de maquillaje, lávate la piel y sécala. Aplícate la arcilla durante el tiempo determinado en el envase. Después de este tiempo, lávate la piel con agua tibia y usa tu crema hidratante diaria. Usa arcilla dos veces por semana en cara, cuerpo y cuero cabelludo. Además, los cosméticos con arcilla garantizan un tratamiento rápido. Cuidará perfectamente la piel en pocos minutos.

Tipos de arcilla

Hay varios tipos de arcilla en varios colores. Los más populares son:

– Arcilla verde – recomendada para pieles propensas al acné, mixtas y grasas. Tiene acción antiséptica y calmante, inhibe la secreción del sebo, cura heridas menores y seca el acné. Limpia los poros, previene las espinillas y alisa las arrugas;

– Arcilla roja – recomendada para personas con piel mixta y grasa. Mejora la circulación sanguínea, tensa los vasos sanguíneos y previene las arañas vasculares. Se puede usar para el acné rosácea;

– Arcilla blanca – nutre y regenera a la vez que hidrata la piel seca y la piel más tersa y madura. Aparentemente tiene una acción tan suave que se añade a productos infantiles, cremas y sombras de ojos;

– Arcilla azul – recomendada para usar en la piel con seborrea, psoriasis o eczema. Matifica la piel, exfolia las células muertas de la piel, nutre y mejora la circulación sanguínea. Ha demostrado ser útil en la reducción de la celulitis.

¿Usas arcilla?